¡Como pasajero de una aerolínea tienes más derechos de los que crees!

¿Vuelo retrasado o cancelado, vuelo perdido, embarque denegado o vuelo sobrevendido?

¿Te ha pasado a ti (y tus compañeros de viaje)? Notarás que las aerolíneas a menudo harán todo lo posible para no pagarte una compensación legal. Los pasajeros aéreos tienen derechos basados, entre otros, en el Convenio de Montreal y el Reglamento (CE) nº 261/2004. Un Reglamento que entró en vigor el 17 de febrero de 2005. Ese Reglamento contiene normas comunes en materia de compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de gran retraso o cancelación de vuelos y denegación de embarque.

Tan pronto registres tu reclamo con nosotros, nuestros abogados de derecho aeronáutico comprobarán inmediatamente tu reclamo específico en base a este Reglamento. Lo hacemos sin compromiso y sin costo. De esa manera, podemos determinar de inmediato si tu reclamo (y el de tus compañeros de viaje) es legalmente viable. ¡Por lo general, hay un derecho a compensación, no te pierdas el dinero!

El reembolso por persona depende de la distancia de vuelo

El monto del reembolso que tú y tus compañeros de viaje pueden recibir por persona depende de la distancia de vuelo.

  • Vuelo hasta 1.500 km: reembolso de 250 € por persona.
  • Vuelo de 1.500 km a 3.500 km: reembolso de 400 € por persona.
  • Vuelo de más de 3.500 km: reembolso de 600 € por persona.

¿Cuándo tienes derecho al reembolso?

En caso de retraso de su vuelo, tienes derecho a un reembolso si llegas a tu destino final al menos tres horas más tarde de lo previsto.

En caso de cancelación de su vuelo, tienes derecho a un reembolso y al cambio de reserva o reembolso de la cantidad del boleto ("refund") de tu vuelo cancelado originalmente.

Si has perdido tu vuelo de conexión debido a un vuelo retrasodo, tienes derecho a reembolso.

Si tu vuelo está sobrevendido y, como resultado, se te ha denegado el embarque en tu vuelo, tienes derecho a un reembolso.

Desafortunadamente, no siempre hay un derecho a compensación. Por ejemplo, no tienes derecho a reembolso en caso de una situación de fuerza mayor, también llamada formalmente "circunstancia extraordinaria". Por supuesto, revisaremos tu situación específica de antemano. Nos gusta crear expectativas honestas.